La Clave Bancaria Uniforme (CBU) es una clave que sirve para que el titular de una cuenta bancaria pueda realizar transferencias de dinero entre cuentas y adherirse al pago de impuestos y servicios por débito automático.

Es importante tener presente que la Clave Bancaria Uniforme es única por cada cuenta. Es decir, quien posee una caja de ahorro y una cuenta corriente en un mismo banco, contará con una CBU diferente para cada una de ellas.

Por lo tanto, aquellos titulares de varias cuentas deben especificar la CBU de la cuenta con la que quieren operar al momento de realizar una transferencia o adherir al débito automático.

La Clave Bancaria Uniforme es informada por los bancos a sus clientes y no puede ser modificada. Además, mientras el número de cuenta es único dentro de cada banco, la CBU es única en todo el sistema financiero argentino. La Clave Bancaria Uniforme figura en los resúmenes de cuenta, resúmenes de tarjeta de crédito y débito, extractos de movimientos de cuenta, consultas de saldos y otras comunicaciones escritas. La CBU puede obtenerse en el cajero automático a través del menú “Consultas”, y también puede pedirse por ventanilla.

La Clave Bancaria Uniforme está compuesta por 22 dígitos separados en dos bloques, según el siguiente detalle:

Bloque 1:

  1. Número de entidad (3 dígitos). Cada entidad del sistema financiero tiene asignado un número que la identifica.
  2. Número de sucursal (4 dígitos).
  3. Dígito verificador de los primeros 7 dígitos (1 dígito).

Bloque 2:

  1. Identificación de la cuenta individual (13 dígitos, de los cuales los primeros dos identifican según el criterio de la entidad, por ejemplo, tipo y moneda de la cuenta, y los restantes 11 son para el número de cuenta).
  2. Dígito verificador de las anteriores 13 posiciones (1 dígito).

Ejemplo:


Enlaces útiles:

· Transferencias

· Débito automático